search

¿Crees que tu gato bebe mucha agua? ¡Atencion! Puede ser sintoma de enfermedad. Un consumo excesivo de agua puede estar relacionado con un fallo renal, diabetes, hipotiroidismo u otras patologias.

¿Crees que tu gato bebe mucha agua? ¡Atención! Puede ser síntoma de enfermedad. Un consumo excesivo de agua puede estar relacionado con un fallo renal, diabetes, hipertiroidismo u otras patologías.

¿Cómo detectar si mi gato bebe más de lo normal?

A veces, un gato que bebe mucha agua puede ser un gato que padece algún tipo de enfermedad poco perceptible para el propietario. Un consumo excesivo de líquido puede pasarnos desapercibido ya que el gato no empieza a beber mucho de un día para otro sino que aumenta su consumo de agua de forma progresiva de modo que no nos damos cuenta. Por eso merece la pena tener claros algunos indicadores que nos ayudarán a saber si un gato bebe mucha agua:
  • La bandeja de arena se ensucia con mayor frecuencia de la habitual y requiere que la cambiemos más a menudo.
  • El bebedero del gato se vacía con más rapidez.
  • El gato maúlla pidiendo más agua fresca.
  • El gato orina con más frecuencia e, incluso, fuera de su arenero y sobre superficies frías como la pica del lavamanos.

¿Qué significa si un gato bebe mucha agua?

Como decíamos en la introducción de este artículo, el hecho de que un gato beba mucha agua puede estar relacionado con la presencia de alguna enfermedad. En medicina veterinaria, cuando un gato bebe más de lo normal, se habla de polidipsia. Y la polidipsia se relaciona directamente con otro fenómeno que es la poliuria (el gato orina más de lo habitual).   Las principales enfermedades relacionadas con la polidipsia y la poliuria en gatos son:
  • Fallo renal o insuficiencia renal crónica felina: es una enfermedad frecuente en gatos de edad avanzada. Como explican desde International Cat Care:

 “la insuficiencia renal crónica se produce cuando existe un daño en los riñones prolongado e irreversible, que impide su funcionalidad para filtrar y eliminar los productos de desecho de la sangre. En la mayoría de los casos en los que se diagnostica una insuficiencia renal no se conoce la causa exacta de la enfermedad.

  • Diabetes mellitus: Existen dos tipos de esta enfermedad, que te interesará conocer si tu gato bebe mucha agua. La Tipo 1, que se produce cuando el páncreas no genera suficiente insulina y las células no pueden utilizar la glucosa para obtener energía. La insulina actúa como un transportista que introduce la glucosa en las células, por lo que la deficiencia de insulina implica que la glucosa se queda circulando en la sangre, en vez de pasar dentro de las células para ser aprovechada. La diabetes Tipo 2, en cambio, se diagnostica cuando el organismo del gato se vuelve resistente a los efectos de la insulina. Es la diabetes típica en gatos obesos. El 90% de los gatos sufren este tipo de diabetes.
  • Hipertiroidismo: es una enfermedad común en gatos mayores. Se trata de un trastorno metabólico generado por un exceso de hormona tiroidea en el cuerpo. Los gatos con hipertiroidismo suelen tener mucho apetito, lo que puede llegar a confundir al propietario, que pensará que su gato está sano y apetente.

¿Qué hacer si tu gato bebe mucho?

Ya hemos visto que el hecho de que un gato beba mucha agua puede ser un síntoma de enfermedad. Por eso lo más importante es acudir al veterinario siempre que notemos un aumento persistente en el consumo de agua por parte de nuestro gato. Por otro lado, es muy importante subrayar que nunca debe limitarse el acceso de un gato al agua porque podríamos llegar a causarle la muerte. Al contrario, si notamos que nuestro gato requiere más líquido, debemos ofrecérselo. Y, una vez el veterinario evalúe la situación, ya nos dará las indicaciones adecuadas para tratar la polidipsia. Pero también hay que tener presente que no siempre que un gato bebe mucha agua está enfermo. A veces, la polidipsia en gatos puede estar relacionada con otros factores:
  • Factores ambientales: en épocas de calor, un gato puede beber más agua para hidratarse mejor.
  • Factores alimenticios: no es lo mismo un gato que se alimenta con pienso seco a uno que se alimenta con comida de lata o dieta casera. En el caso de los piensos, que son alimentos deshidratados, los gatos requieren beber más agua. Como pauta general, podemos decir que si un gato bebe más de 100 ml por kg de peso comiendo sólo pienso seco, o más de 50 ml comiendo sólo comida húmeda enlatada, está bebiendo demasiado. Es necesario consultar con el veterinario porque algo no va bien.
  • Factores relacionados con el nivel de actividad del gato: un gato que hace mucho ejercicio necesita beber más que otro que lleva una vida más sedentaria. Por lo general, los gatos que viven en semi-libertad (en casas con jardín, por ejemplo), beben más que los que están siempre dentro de un piso.
  • Lactancia: las gatas que amamantan a sus gatitos requieren un consumo de agua mucho mayor que los gatos fuera del periodo de lactancia.
 

PRODUCTOS RECOMENDADOS

MÁS CONSEJOS
DE NUTRO

banner-benefits-mobile

CREEMOS

QUE ALIMENTARLES CON ALIMENTOS CLEAN SIGNIFICA DAR LO MEJOR A NUESTRAS MASCOTAS

simple icon

ESENCIAL

Utilizamos ingredientes sencillos y fáciles de reconocer. Ingredientes que tú mismo podrías encontrar en tu propia cocina.

simple icon

CON PROPÓSITO

Sólo utilizamos ingredientes que contienen nutrientes necesarios para tu mascota. No utilizamos ingredientes innecesarios.

simple icon

DE CONFIANZA

Controlamos cada paso en el proceso de elaboración de nuestros alimentos. Tenemos un contacto directo con nuestros proveedores y producimos nuestros alimentos secos en nuestra propia fábrica.

Configuración de cookies
Configuración de cookies