search

La diarrea puede ser un simple trastorno gastrointestinal o bien un sintoma de alarma ante problemas mas graves. Si quieres saber que hacer si tu gato tiene diarrea, estos consejos te vendran muy bien.

La diarrea puede ser un simple trastorno gastrointestinal o bien un síntoma de alarma ante problemas más graves. Si quieres saber qué hacer si tu gato tiene diarrea, estos consejos te vendrán muy bien.

¿Qué es la diarrea en gatos?

En medicina veterinaria, se habla de que un gato tiene diarrea cuando sus heces son blandas o incluso acuosas y el gato defeca con más frecuencia de la habitual. Las deposiciones de un gato sano son marrones y de una textura consistente. Cuando el gato tiene diarrea, el color puede cambiar a tonos más claros o más oscuros de lo normal. También se pueden llegar a encontrar restos de sangre en las heces o bien moco viscoso. Todos estos signos servirán para que el veterinario determine la causa de la diarrea.

Riesgos de la diarrea

Cuando el proceso digestivo del alimento se ve afectado por algún factor interno o externo, el gato puede sufrir diarrea. Por lo tanto, hay que estar alerta porque la diarrea en gatos puede ser un síntoma de alarma de un problema de salud más grave.
El mayor peligro si tu gato tiene diarrea es la deshidratación: el organismo del felino no absorbe el agua contenida en los alimentos sino que la pierde al defecar. Además, tampoco absorbe los nutrientes de esos alimentos en la medida que debería, de manera que si la diarrea se prolonga, el gato puede deshidratarse y sufrir, además, una deficiencia nutricional.
A veces, la diarrea puede alertar de un problema de salud serio. Por esa razón, la consulta a un veterinario es siempre la opción más adecuada si detectas que tu gato sufre descomposición y no se trata de algo puntual sino prolongado o recurrente en el tiempo.

Causas de la diarrea en gatos

No hay un único motivo por el cual un perro pueda sufrir diarrea, pero es posible listar los más frecuentes. Los veremos a continuación. 1- Cambio brusco de dieta La flora bacteriana del intestino de cualquier mamífero está adaptada a su dieta habitual. Si esa dieta se cambia de forma brusca, sin permitirle al gato un período de transición, es posible que surjan trastornos gastrointestinales como consecuencia de una inflamación intestinal. La diarrea es uno de los más frecuentes. 2- Intolerancia a la lactosa en gatitos Algunos gatitos desarrollan intolerancia a la lactosa, que es un componente de la leche, y sufren diarreas si se les da de beber leche. 3- Otras alergias o intolerancias alimentarias en gato adultos Los vómitos o diarrea en gatos también se justifica por las intolerancias alimentarias, las cuales se manifiestan con problemas del sistema gastrointestinal. Por tanto, un gato intolerante a un alimento tiende a tener diarrea cada vez que lo ingiere. Para prevenir los síntomas de las alergias o las intolerancias alimentarias, lo mejor es escoger una dieta de bajo riesgo. Un pienso con un listado de ingredientes limitado y una sóla fuente de proteína animal puede ser una muy buena opción. 4- Intoxicación o ingesta de alimentos inadecuados Los gatos son animales muy curiosos. A veces, como forma de explorar el entorno, pueden llegar a comer algo que no debían. Son relativamente frecuentes las intoxicaciones por plantas del hogar. Así que una de las primeras cosas que hacer ante la diarrea en gatos es descartar que el felino se haya intoxicado o envenenado con algo. Esto suele ser más complicado en gatos que viven en régimen de semi-libertad, con acceso a la calle o al jardín. 5- Estrés Igual que ocurre en las personas, el estrés puede tener repercusión directa sobre el funcionamiento del aparato digestivo del perro.   El estrés provoca cambios en los procesos digestivos, además de un incremento de los niveles de cortisol en sangre y un debilitamiento de las funciones inmunes del organismo del gato. Por este motivo, un gato que viva bajo condiciones de estrés, o que padezca algún tipo de trastorno del comportamiento relacionado con la ansiedad, puede tener diarrea como síntoma. 6- Virus, bacterias o parásitos Como explican desde el Grupo de Expertos en Medicina Felina, los virus, las bacterias o los parásitos (por ejemplo, los gusanos) pueden ser causas de diarrea. Cuando éste es el caso, se suele observar a más de un gatito afectado en una camada o pueden verse afectados otros gatos que convivan en un mismo hogar. Las infecciones por parvovirus (o panleucopenia), coronavirus y rotavirus son causas virales frecuentes de diarrea. Salmonella y Campylobacter son dos bacterias que pueden cursar con diarrea. De los parásitos intestinales tanto los gusanos como los protozoos pueden causar diarrea.   7- Otras causas Como hemos visto, la diarrea puede ser un síntoma de ciertas patologías. Enfermedades infecciosas como la giardiasis o enfermedades sistémicas como el hipertiroidismo cursan con diarreas. También algunos tumores. Además, la diarrea puede ir asociada a enfermedades como la leucemia felina o el virus de la inmunodeficiencia felina. 

¿Qué hacer si tu gato tiene diarrea?

Lo primero que hay que tener claro es que, si la diarrea de tu gato no es algo puntual, debes acudir cuanto antes al veterinario para que diagnostique adecuadamente el problema. Sin embargo, mientras acudes a la consulta, se pueden aplicar algunos remedios prácticos como solución de urgencia:

24 horas de ayuno

Si tu gato tiene diarrea, pero sin embargo se muestra activo, puede ser suficiente el ayuno durante 24 horas. Durante este tiempo al gato se le puede prescribir una solución para rehidratarle (siempre y cuando no tenga vómitos). Después del ayuno, se recomienda una dieta de consistencia blanda, muy digestible y baja en grasa a base de pollo o pavo y arroz.

Varias tomas a la hora de comer

Después de las 24 horas de ayuno, el gato debe ser alimentado en tres o cuatro comidas al día para no sobrecargar su intestino. Durante los dos a tres días siguientes, la dieta debe cambiarse de forma gradual a su dieta normal. Si el gato está muy aletargado o deshidratado, será necesario que reciba fluidos intravenosos.

Agua fresca

Una buena idea es mantener siempre agua fresca al alcance del gato y, en su defecto, caldo de arroz: esto es para evitar la deshidratación.  

PRODUCTOS RECOMENDADOS

MÁS CONSEJOS
DE NUTRO

banner-benefits-mobile

CREEMOS

QUE ALIMENTARLES CON ALIMENTOS CLEAN SIGNIFICA DAR LO MEJOR A NUESTRAS MASCOTAS

simple icon

ESENCIAL

Utilizamos ingredientes sencillos y fáciles de reconocer. Ingredientes que tú mismo podrías encontrar en tu propia cocina.

simple icon

CON PROPÓSITO

Sólo utilizamos ingredientes que contienen nutrientes necesarios para tu mascota. No utilizamos ingredientes innecesarios.

simple icon

DE CONFIANZA

Controlamos cada paso en el proceso de elaboración de nuestros alimentos. Tenemos un contacto directo con nuestros proveedores y producimos nuestros alimentos secos en nuestra propia fábrica.

Configuración de cookies
Configuración de cookies