search

Quizas te hayas preguntado alguna vez si el ajo para los perros puede ser beneficioso o, por el contrario, resulta toxico. En este post te contamos que beneficios cientificamente probados tiene, asi como los peligros que podria entranar para la salud de tu perro.

Quizás te hayas preguntado alguna vez si el ajo para los perros puede ser beneficioso o, por el contrario, resulta tóxico. En este post te contamos qué beneficios científicamente probados tiene, así como los peligros que podría entrañar para la salud de tu can. Tradicionalmente y a lo largo de la historia, el ajo ha sido una especia culinaria muy apreciada, tanto por su aroma y sabor como por las propiedades medicinales que se le atribuyen. Registros escritos en sánscrito de hace 5.000 años ya documentaban remedios caseros con ajos. El ajo es el bulbo de una hortaliza perteneciente a la familia de las liliáceas, familia de la que también forman parte la cebolla, el puerro, o el cebollino. Al ajo se le atribuyen propiedades medicinales varias: antifúngico, antibacteriano, vasodilatante, etc. ¿Cuáles de esos beneficios son reales y cuáles aplicables también en el caso de los perros?

Ajo y perros ¿qué hay de cierto y qué hay de falso?

No siempre queda claro si el ajo es malo o bueno para los perros ya que algunas personas hablan de sus bondades mientras que otras comentan que puede llegar a ser tóxico. En realidad, ambas afirmaciones tienen su parte de verdad. De todos modos, la toxicidad del ajo para los perros está relacionada con la cantidad de este ingrediente que se administre al perro. Es decir, el ajo no es malo en sí sino que se convierte en un riesgo cuando se ofrece en mayor cantidad de la debida.

¿El ajo es bueno para los perros?

El ajo es un ingrediente con un aroma y un sabor muy intensos. Según la Fundación Española de Nutrición (FEN), este bulbo aporta los siguientes componentes a nuestro organismo y al de nuestros perros:
  • Rico en Vitamina C
  • Rico en Yodo
  • Rico en Fósforo
  • Rico en Vitamina B6
Pero la mayoría de los efectos terapéuticos que se le atribuyen al ajo están relacionados con la alicina, uno de sus compuestos fundamentales al que se le asocian propiedades antibióticas. Se cree que el ajo para los perros tiene los siguientes beneficios:
  • Propiedades antifúngicas
  • Propiedades antibióticas
  • Propiedades antiparasitarias
Además, popularmente también se ha creído que el ajo ayuda a reducir la presión arterial y el colesterol, aunque estos beneficios todavía no han sido comprobados científicamente.
Incorporar ajo crudo a la dieta canina puede ser aconsejable por sus efectos antifúngicos, antibióticos y antiparasitarios, siempre que se haga en la dosis correcta y con la frecuencia adecuada.
Por cierto, los beneficios del ajo siempre se refieren al ajo crudo. Cuando se administra en polvo o seco, sus aportes nutricionales y sus propiedades terapéuticas se reducen. El problema es que el ajo no es demasiado palatable para los perros. Es decir, a los canes no suele gustarles su sabor. Este simple factor puede dificultar la administración de este ingrediente en la dieta canina.

¿El ajo es malo para los perros?

Popularmente se ha extendido la creencia de que el ajo es tóxico para los perros, igual que otros alimentos como por ejemplo el chocolate. La explicación científica para esta afirmación es la siguiente:
  • La alicina presente en el ajo actúa en el interior del organismo del perro como un agente bactericida y antiparasitario. Ello tiene un beneficio a la hora de luchar contra parásitos intestinales, pero a la vez constituye un riesgo ya que también destruye la flora intestinal del perro, necesaria para una correcta digestión.
  • La alicina contenida en el ajo destruye los glóbulos rojos de la sangre del perro y se está estudiando si puede llegar a provocar anemia.
Sin embargo, se necesitan grandes dosis de alicina para producir los dos anteriores efectos adversos sobre la salud de los perros.

Estudios científicos sobre ajo y perros

Casi todas las pruebas contra el ajo para perros provienen de un estudio de 2000 en la Universidad japonesa de Hokkaido. A cuatro perros se les administró 1,25 ml de extracto de ajo por kg de peso corporal durante siete días seguidos. Por ejemplo, si el perro pesaba 23 kg, se le daban aproximadamente 25 dientes de ajo crudos grandes. Ninguno de los perros mostró síntomas de toxicidad, pero sí se comprobó un efecto sobre la concentración de glóbulos rojos en sangre: disminuyeron. De todas formas, y aún con dosis de ajo tan elevadas,  ninguno de los perros llegó a desarrollar anemia. "Creemos que los alimentos que contienen ajo deben evitarse para su uso en perros", declararon los investigadores japoneses. Sin embargo, otro estudio realizado en Japón y publicado en 2004 concluyó que la alicina podría ser beneficiosa para la salud de los mamíferos, y no hubo informes de anemia hemolítica a pesar de las altas concentraciones de ajo proporcionadas durante el experimento. Estos resultados alentaron a los científicos a revertir sus recomendaciones anteriores de 2000 contra el ajo para perros. De hecho, algunos veterinarios hoy en día recomiendan el ajo para promover las funciones inmunitarias y prevenir enfermedades cardiovasculares.
Así pues, el ajo para los perros es tóxico solo si se ingiere en grandes cantidades. Por el contrario, si se administra en la dosis adecuada, parece que podría ser beneficioso.

¿Cuánto ajo puede comer tu perro al día?

Como hemos visto, es muy importante dosificar correctamente el ajo para perros. Así que hay que tener en cuenta lo siguiente:
El Instituto de farmacología veterinaria y toxicología de la Universidad de Zurich, en el año 2006 publicó que la dosis tóxica para perros y gatos está en 5 gramos de ajo por kilo de peso corporal al día. Un diente de ajo pesa entre 2 y 3 gramos.

Ajo y perros: ¿un método natural para combatir las pulgas y garrapatas?

Muchos alimentos industriales para perros incorporan ajo entre sus ingredientes. Se cree que sus propiedades anti-bacterianas y su poder para combatir infecciones micóticas (por hongos) puede ser beneficioso. Pero una de las razones más populares es la de ayudar a controlar las pulgas. Hay muchas opiniones diferentes en cuanto a por qué el ajo para perros funciona (o no) contra las pulgas y las garrapatas. Algunas de estas teorías incluyen que el ajo hace variar el pH de la sangre, por lo que resulta desagradable para estos pequeños parásitos externos. Otros afirman que, simplemente, enmascara el olor del perro, haciéndolo invisible a las plagas. En realidad, no está científicamente probado que el ajo para perros sea un tratamiento eficaz contra las pulgas, aunque al tratarse de un remedio natural no está de más utilizarlo y hacer la prueba en casa. En cualquier caso, la mayor protección contra parásitos externos e internos la encontraremos siempre en los productos antiparasitarios comercializados en el canal veterinario (pipetas, collares, pastillas, etc.). Su eficacia está científicamente probada y es mayor que la del ajo.

Ajo y perros en situaciones especiales

Ya hemos visto que el ajo tiene propiedades beneficiosas para la salud pero también que, en dosis inapropiadas, puede ser contraproducente. Por esa razón vale la pena consultar siempre con el veterinario antes de su administración. Además, si hablamos del ajo para perros hay dos casos específicos que requieren mención especial: 

Hembras gestantes o en periodo de lactancia

En estos casos siempre es necesario consultar antes con el veterinario para que haga una valoración y aconseje (o no) la ingesta de ajo durante el periodo de gestación. Por otro lado, durante la etapa de lactancia se cree que el ajo podría afectar el sabor de la leche materna y disgustar a los cachorros, aunque esta suposición no ha sido aún científicamente testada.

Cachorros

Los cachorros no producen nuevos glóbulos rojos en la misma cantidad que los perros adultos. Por ello es recomendable consultar siempre con el veterinario sobre la inclusión de ajo en su dieta.     En conclusión, podemos decir que el ajo para perros es bueno siempre que se administre en su justa medida y en formato crudo y fresco. Si se exceden las cantidades recomendadas, puede resultar tóxico debido a la alicina que contiene este bulbo de la familia de las liliáceas.    Por: Equipo Veterinario Nutro  

PRODUCTOS RECOMENDADOS

MÁS CONSEJOS
DE NUTRO

banner-benefits-mobile

CREEMOS

QUE ALIMENTARLES CON ALIMENTOS CLEAN SIGNIFICA DAR LO MEJOR A NUESTRAS MASCOTAS

simple icon

ESENCIAL

Utilizamos ingredientes sencillos y fáciles de reconocer. Ingredientes que tú mismo podrías encontrar en tu propia cocina.

simple icon

CON PROPÓSITO

Sólo utilizamos ingredientes que contienen nutrientes necesarios para tu mascota. No utilizamos ingredientes innecesarios.

simple icon

DE CONFIANZA

Controlamos cada paso en el proceso de elaboración de nuestros alimentos. Tenemos un contacto directo con nuestros proveedores y producimos nuestros alimentos secos en nuestra propia fábrica.

Configuración de cookies
Configuración de cookies