search

Muchos perros sufren problemas digestivos. Algunos relacionados con la dieta y otros con factores desvinculados de la alimentacion: parasitos, infecciones, ansiedad, etc. En este post vamos a repasar los principales problemas relacionados con la digestion en perros.

Muchos perros sufren problemas digestivos. Algunos relacionados con la dieta y otros con factores desvinculados de la alimentación: parásitos, infecciones, ansiedad, etc. En este post vamos a repasar los principales problemas digestivos en perros.

La digestión en los perros

La digestión es el proceso por el cual el aparato digestivo de un animal transforma un alimento y lo convierte en una sustancia útil para el organismo. Una mala digestión puede ser causa o síntoma de un problema mayor.
En un perro, los problemas digestivos pueden alterar considerablemente la salud y también tener efectos sobre el comportamiento.

Fases de la digestión

Gracias a las digestión, las moléculas de los alimentos se descomponen y pueden ser absorbidas por el organismo. Se puede hablar de tres fases dentro de la digestión en los perros: 1- Digestión mecánica: Comprende el masticado del alimento (se puede decir que la digestión comienza en la boca) y el desplazamiento de la bola alimenticia que se forma, de consistencia pastosa, a lo largo de todo el tracto gastrointestinal. 2- Digestión química: Es la segunda fase, una vez el alimento ya ha sido masticado y preparado para ser asimilado por el organismo del perro. De la digestión química se encargan las enzimas digestivas, que son las que convierten las moléculas grandes de los alimentos en otras más pequeñas para que puedan ser absorbidas con facilidad. Los perros tienen enzimas digestivas en el jugo gástrico, en el jugo pancreático y en las secreciones intestinales. Al contrario de lo que pasa con los humanos, la saliva de los canes no contiene la enzima alfa-amilasa, una enzima digestiva que actúa durante el masticado. 3- Excreción: La fase final de la digestión es la expulsión de todo aquello que el organismo del perro no retiene, bien porque no le resulta útil, bien porque existe algún problema digestivo que impide la absorción de nutrientes.  

Principales problemas digestivos en perros

Los problemas digestivos son frecuentes en perros. Muchas veces, la principal causa es en una dieta inapropiada, de manera que es útil saber detectarlos para poder cambiar la alimentación a tiempo.
Los principales síntomas son la aparición de vómitos o diarrea, pero también la pérdida de peso, los cambios en el apetito, las flatulencias, los ruidos del estómago o la inactividad del perro, que aparece de forma repentina.
Ante cualquiera de estos síntomas, lo más adecuado es acudir al veterinario para que haga una valoración y, sobre todo, nos indique cuál es el origen del malestar del perro.  

Causas de los problemas digestivos en perros

Si nuestro perro sufre alguna alteración de su aparato digestivo, seguramente nos daremos cuenta porque observaremos alguno de los síntomas descritos más arriba (diarrea, vómitos, etc.). Sin embargo, lo que realmente necesitaremos para poder tratar a nuestro perro y curarlo, es conocer la causa de ese problema digestivo. Las principales causas de los trastornos digestivos en perros son: Gastritis Es la irritación o inflamación del estómago. Sus principales síntomas comprenden los vómitos, la diarrea y el dolor abdominal, pero también pueden aparecer otros signos de la enfermedad. La gastritis puede ser aguda o crónica. La gastritis aguda casi siempre es debida a la ingesta de alguna sustancia dañina para el perro (venenos, objetos indigeribles como plásticos, telas, juguetes de goma, etc.). Las infecciones bacterianas o virales, las enfermedades de riñón o de hígado o los parásitos internos del perro también pueden dar como síntoma una gastritis aguda. La gastritis crónica es la evolución de la gastritis aguda. Es decir, si ésta última se prolonga, deviene crónica ya que la mucosa gástrica y la flora bacteriana del tracto digestivo sufren daños a largo plazo. Hay que tener cuidado porque, en ocasiones, algunos perros ingieren un juguete, un trozo de trapo, un plástico, etc. y este objeto no digerible permanece en el estómago sin llegar a atravesar todo el tracto digestivo, causando inflamación e irritación y dando como consecuencia una gastritis crónica. Intolerancia alimentaria Otro de los principales problemas digestivos en perros está relacionado con las intolerancias alimentarias. Una intolerancia alimentaria es la incapacidad para digerir ciertos alimentos o para absorber determinados nutrientes sin sufrir una reacción adversa sobre la salud. Algunos perros son intolerantes a ciertos componentes del pienso con el que se alimentan y, en ocasiones, es difícil llegar a determinar qué ingrediente está provocando la intolerancia. Para estos casos, normalmente se recomiendan dietas de exclusión, que el veterinario prescribe según sospeche de un ingrediente o de otro. Las intolerancias a algún alimento normalmente se manifiestan con problemas del sistema gastrointestinal como: diarreas, gastritis, muchas flatulencias, vómitos, etc. En este otro post te explicamos cómo prevenir las alergias o intolerancias alimentarias. Sobrecrecimiento Bacteriano del Intestino Delgado o SIBO Otro de los principales problemas digestivos en perros es el denominado sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO). El SIBO es un síndrome que hace que el intestino delgado (en el cual, de forma natural, no hay un gran número de bacterias) empiece a acumular un número excesivo de bacterias o bien de un tipo inadecuado. El exceso de bacterias en el intestino delgado puede tener como consecuencia una mala absorción de nutrientes y, por lo tanto, desnutrición y todos sus problemas asociados. El SIBO puede producir diversos síntomas gastrointestinales: flatulencia, dolor abdominal, diarrea, pérdida de peso, etc. Colitis Igual que en personas, la colitis en perros es la inflamación del colon o intestino grueso. Cuando el colon se inflama, suelen aparecer diarreas de gran contenido acuoso. Esto es porque el colon es la parte del intestino que más agua absorbe. La colitis puede ser tanto aguda como crónica y puede estar causada por parásitos, por tumores o por pólipos benignos. Sin embargo, una causa muy común es un cambio brusco en la dieta o la alergia alimentaria a algún ingrediente de la misma. Pancreatitis La pancreatitis puede ser otra de las causas de los problemas digestivos en perros. Cuando el páncreas se inflama, o bien no produce la cantidad suficiente de enzimas digestivas, el perro puede tener problemas al digerir los alimentos correctamente. La pancreatitis puede ser aguda, recurrente o crónica, y sus síntomas son las heces blandas o la diarrea, los vómitos, la fiebre, el dolor abdominal, la pérdida de apetito e incluso la deshidratación. Esta enfermedad puede tener consecuencias muy graves. En el caso de la pancreatitis crónica, su completa curación es muy difícil ya que el tejido pancreático queda dañado de forma permanente.

Prevención de los problemas digestivos en perros

Lo principal a la hora de prevenir trastornos gastrointestinales en perros es ofrecer siempre una alimentación de calidad y adaptada a las necesidades de cada perro. Por otro lado, es muy importante mantener una atenta vigilancia para evitar que nuestro perro ingiera algo que pueda dañar su salud. En el caso de los cachorros, que muestran una mayor conducta exploratoria, hay que tener especial cuidado. Si es necesario, se puede recurrir al uso del bozal durante los paseos mientras se aborda el problema con la ayuda de un etólogo o educador canino profesional.  

PRODUCTOS RECOMENDADOS

MÁS CONSEJOS
DE NUTRO

banner-benefits-mobile

CREEMOS

QUE ALIMENTARLES CON ALIMENTOS CLEAN SIGNIFICA DAR LO MEJOR A NUESTRAS MASCOTAS

simple icon

ESENCIAL

Utilizamos ingredientes sencillos y fáciles de reconocer. Ingredientes que tú mismo podrías encontrar en tu propia cocina.

simple icon

CON PROPÓSITO

Sólo utilizamos ingredientes que contienen nutrientes necesarios para tu mascota. No utilizamos ingredientes innecesarios.

simple icon

DE CONFIANZA

Controlamos cada paso en el proceso de elaboración de nuestros alimentos. Tenemos un contacto directo con nuestros proveedores y producimos nuestros alimentos secos en nuestra propia fábrica.

Configuración de cookies
Configuración de cookies