search

Seguramente no será la primera vez que un veterinario escuche la queja: “mi perro huele mal aunque lo bañe”. En este post te contamos la razón del mal olor canino y si es aconsejable bañar a un perro con frecuencia.

Para empezar, lo primero que debemos tener claro es que los perros desprenden un olor corporal distinto al nuestro. En algunos casos puede resultar más intenso que en otros. Pero, en general, los perros huelen… a perro.

Algunas veces, el olor a perro puede resultar molesto para el olfato humano. Y otras, el problema es que ese hedor tiene un origen patológico. Tanto en el primer caso como en el segundo, hay una explicación.

¿Por qué algunos perros huelen mal?

No te preocupes, no eres la única persona que piensa “mi perro huele mal”. De hecho, es una sensación bastante común entre propietarios caninos. Y es que el olor a perro va en el pack cuando decides incorporar un miembro canino a la familia. Eso sí, tiene una explicación que quizás te ayude a tolerarlo mejor.

Motivos naturales del mal olor en perros

  • El manto (el pelo) de los perros es mucho más seboso y oloroso que nuestra piel: la piel de los perros tiene una gruesa capa de grasa subcutánea muy importante para mantener el aislamiento del calor y el frío, y contiene numerosas glándulas sebáceas productoras de una cera natural llamada sebo. Esta cera o sebo desprende un olor a veces desagradable para el olfato humano, pero sin embargo sirve para mantener el brillo del pelaje y evitar el desgaste del pelo.
  • El olor corporal de un perro es una seña identitaria natural y necesaria: como hemos visto, un perro huele mal solo para los humanos. Para el resto de perros, ese olor es una expresión de comunicación olfativa. Un can puede reconocer e identificar a otro can por su olor. Por eso es importante evitar el uso de colonias o perfumes.
  • Los perros emiten secreciones corporales que les permiten comunicarse con otros animales: la mayor parte de las glándulas secretoras de estas sustancias se concentran en la zona de los oídos, el ano y las almohadillas de los perros. Estas tres áreas suelen ser las que más incitan la recurrente queja de “mi perro huele mal”.

Motivos patológicos del mal olor en perros

  • Enfermedades cutáneas: las enfermedades de la piel, en un perro, pueden generar fuertes olores.  Las bacterias y los hongos asociados a muchas de estas patologías cutáneas son el origen del fuerte olor que pueden desprender algunos canes.
  • Mal aliento y enfermedades bucales: El mal aliento o halitosis canina puede estar relacionado con problemas como la acumulación de sarro en los dientes, las infecciones de encías o incluso con el consumo de una dieta inapropiada por parte del perro. En los casos más graves, el mal aliento puede deberse a la temida enfermedad periodontal canina. Te contamos más sobre la periodontitis en este artículo.
  • Problemas en las glándulas anales: muchas veces la sensación que nos lleva a pensar “mi perro huele mal” viene causada por un problema en las glándulas anales del can. Los perros suelen vaciar las glándulas o sacos interiores que rodean la zona del ano por sí mismos. Sin embargo, en algunas ocasiones las glándulas anales se obstruyen. Se trata de perros que arrastran su trasero con insistencia por el suelo con el fin de lograr vaciarlas con la ayuda del roce. Unas glándulas anales obstruidas acumulan el oloroso líquido que debía haber sido expulsado. Causan dolor y desprenden un hedor muy fuerte.
  • Otitis: la otitis en perros en un problema frecuente, sobre todo entre aquellas razas de orejas caídas, ya que la ventilación de los conductos auditivos es peor que en las de orejas erectas. Las orejas son uno de los focos en los que hay que fijarse cuando un perro huele mal. Uno de los principales síntomas de la otitis es la aparición de secreciones de color marrón oscuro muy rel="noopener noreferrer" olorosas. Puedes leer más sobre la otitis en perros aquí.
  • Problemas de digestión que causan flatulencias: la elección de una dieta inapropiada puede generar problemas digestivos en el perro. La acumulación de gases es uno de los síntomas de una digestión dificultosa, y suele tener como consecuencia la emisión por parte del perro de flatulencias de olor muy desagradable.

Mi perro huele mal aunque lo bañe

Si el mal olor de un perro responde a una causa patológica, es necesario acudir cuanto antes al veterinario. Pero si se trata de un olor corporal natural, la solución no es intentar eliminarlo mediante el baño.

Los baños frecuentes erosionan la capa de sebo que protege la piel y el pelo del perro. Al ser erosionada esa capa, el organismo interpreta que debe producir más sebo. Cuanto más sebo, pero olor.

Así pues, si eres de los que piensan “mi perro huele mal aunque lo bañe”, ahora ya sabes cuál es la explicación.

Los veterinarios no recomiendan baños frecuentes sino cepillados diarios, para eliminar el pelo muerto y la suciedad acumulada. Ello favorece la transpiración de la piel y minimiza el mal olor.

Bañar a un perro frecuentemente es dañino para su pelo y su piel. Se aconseja un baño al mes como máximo, y en menor número si es posible.

Soluciones para no volver a pronunciar la frase “mi perro huele mal”

  • Cepilla a tu perro diariamente.
  • Baña a tu perro, como máximo, una vez al mes, y siempre con un producto específico para el PH canino.
  • Alimenta a tu perro correctamente, con una dieta rica en Omega3 y Omega6, ácidos grasos esenciales que potencian la salud del pelo y la piel.
  • Mantén una higiene bucal correcta para evitar el mal aliento: aquí tienes un artículo que explica la importancia de la limpieza dental en los perros.
  • Revisa y limpia periódicamente los oídos de tu perro para protegerlo contra el risgo de otitis.

MÁS CONSEJOS
DE NUTRO

banner-benefits-mobile

CREEMOS

QUE ALIMENTARLES CON ALIMENTOS CLEAN SIGNIFICA DAR LO MEJOR A NUESTRAS MASCOTAS

simple icon

ESENCIAL

Utilizamos ingredientes sencillos y fáciles de reconocer. Ingredientes que tú mismo podrías encontrar en tu propia cocina.

simple icon

CON PROPÓSITO

Sólo utilizamos ingredientes que contienen nutrientes necesarios para tu mascota. No utilizamos ingredientes innecesarios.

simple icon

DE CONFIANZA

Controlamos cada paso en el proceso de elaboración de nuestros alimentos. Tenemos un contacto directo con nuestros proveedores y producimos nuestros alimentos secos en nuestra propia fábrica.

Configuración de cookies
Configuración de cookies