search

Las vacaciones son epoca de viajes. No todos los perros y casi ningun gato disfrutan con los trayectos en coche. Por eso es interesante conocer algunos trucos que pueden hacer el viaje mas agradable.

Las vacaciones son época de viajes y traslados. No todos los perros y casi ningún gato disfrutan con los trayectos en coche. Por eso es interesante conocer algunos trucos que pueden hacer el viaje más agradable para todos.  

1- No dar de comer al perro o gato antes del viaje

Para evitar que puedan marearse, lo mejor es no darles ningún alimento al menos durante las tres horas previas al viaje.

2- Habituación al coche

Si has detectado que a tu perro o a tu gato no le gusta demasiado viajar en coche, lo primero que tienes que hacer antes de iniciar un trayecto largo es convencerle, con paciencia, de que tu vehículo es un lugar seguro y agradable. A este proceso se le llama “positivizar” el coche. Lo ideal es hacerlo de forma muy progresiva, de manera que al principio puedas dar, simplemente, una vuelta a la manzana con tu perro o tu gato, y luego ir ampliando el recorrido paulatinamente. Si notas que tu perro o gato se pone nervioso, detén el proceso, deja pasar algunos días y vuelve a empezar desde el inicio. Al principio puede ser recomendable no llegar ni siquiera a arrancar el motor.

3- Ejercicio y juego antes del viaje

El ejercicio y el juego hacen aumentar la serotonina, un neurotransmisor que ayuda a que tu gato o tu perro estén más relajados, menos agresivos y puedan conciliar mejor el sueño. Por eso siempre es recomendable que, un rato antes de iniciar el viaje en coche, dediques un buen rato a pasear y jugar con tu perro o tu gato.

4- Positivización del transportín

Los gatos deben viajar siempre en transportín. En el caso de los perros, existen también arneses especiales que van anclados al cinturón de seguridad del asiento trasero o rejas que separan el habitáculo del maletero de la cabina del conductor y pasajeros. El transportín, sin embargo, es la forma más segura de viajar para tu animal. Por eso la Dirección General de Tráfico lo recomienda. Lo que ocurre es que no siempre un gato o un perro entrarán de buen gusto en un transportín si no se ha hecho antes un esfuerzo por “positivizarlo”. Para que a tu animal entre por su propia voluntad en el transportín, tienes que acostumbrarlo a estar dentro de él varias semanas o meses antes de iniciar el viaje. Colocar el transportín en casa, con la tapa y la puerta abiertas, algunos juguetes y premios comestibles dentro, es una buena manera de enseñarle a tu perro o tu gato que es un lugar agradable.

5- Uso de feromonas apaciguadoras

En el caso de los gatos, puedes rociar el transportín con un spray de feromonas apaciguadoras. Este tipo de productos se encuentran fácilmente en el mercado y sirven para que el gato interprete el transportín como un lugar seguro y reduzca su nivel de ansiedad.

6- Descansos frecuentes

Si el viaje es largo, es obligado hacer algunas paradas (al menos cada dos horas). En el caso de los perros, se puede aprovechar para llevarlos un rato a pasear. En el caso de los gatos, nunca deberemos sacarlos del vehículo pero es recomendable dejarlos salir del transportín para que estiren las patas, beban agua y, si quieren, puedan hacer sus necesidades en un arenero portátil. En cada descanso hay que ofrecer agua al gato o al perro. La hidratación es muy importante. Más cuando el animal tiene cierto estado de ansiedad al viajar.

7- Ventanas bajadas y aire acondicionado

Los gatos no son demasiado amigos de los ruidos de la calle a los que no están acostumbrados. Por eso siempre es mejor mantener las ventanas cerradas y el sistema de aire acondicionado conectado si es época de calor.

8- Pastilla contra el mareo

Si nuestro gato o perro se marea irremediablemente, vale la pena consultar con el veterinario para que nos prescriba algún fármaco que pueda ayudarle a combatir el mareo.

9- Tranquilidad durante el viaje

Un perro y un gato siempre agradecerán un viaje tranquilo, sin música demasiado alta y sin que nadie los moleste demasiado. Es importante remarcar este punto cuando se viaja con niños en el coche.

10- Consulta con un etólogo

Si, pese a seguir todas las anteriores instrucciones, los viajes en coche con nuestro perro o gato son una pesadilla, lo mejor es contactar con un etólogo profesional que nos ayude a solucionar el problema. Consulta con tu veterinario para que te recomiendo el mejor en tu zona.   _ Bibliografía y links de interés Mars Inc. Veterinary Oral Health Council  (English) American Veterinary Medical Association  (English) Cuéntanos tu caso Si tienes cualquier duda sobre lo que acabas de leer, el equipo veterinario de Nutro te la aclara personalmente en nuestro FACEBOOK o TWITTER. ¡No dejes de escribirnos!  

PRODUCTOS RECOMENDADOS

MÁS CONSEJOS
DE NUTRO

banner-benefits-mobile

CREEMOS

QUE ALIMENTARLES CON ALIMENTOS CLEAN SIGNIFICA DAR LO MEJOR A NUESTRAS MASCOTAS

simple icon

ESENCIAL

Utilizamos ingredientes sencillos y fáciles de reconocer. Ingredientes que tú mismo podrías encontrar en tu propia cocina.

simple icon

CON PROPÓSITO

Sólo utilizamos ingredientes que contienen nutrientes necesarios para tu mascota. No utilizamos ingredientes innecesarios.

simple icon

DE CONFIANZA

Controlamos cada paso en el proceso de elaboración de nuestros alimentos. Tenemos un contacto directo con nuestros proveedores y producimos nuestros alimentos secos en nuestra propia fábrica.

Configuración de cookies
Configuración de cookies