search

Cuando un cachorro llega a casa es importante ensenarle donde tiene que hacer sus necesidades. La etologa y educadora canina Alba Benitez, de www.simiperrohablara.com, nos da las pautas a seguir para lograrlo...

A partir de las 8 semanas es cuando los cachorros desarrollan lo que se denomina“preferencia de sustrato”. Desarrollar una preferencia de sustrato quiere decir aprender a orinar y defecar sobre una superficie de un material concreto. Por lo tanto, alrededor de las 8 semanas es el momento idoneo para  empezar a ensenar a un perro donde queremos que haga sus necesidades. Para lograr que esa preferencia se oriente hacia las superficies y lugares que nosotros deseamos, hay que seguir los siguientes pasos:

1- Supervision

Debemos acompanar al cachorro al lugar donde queremos que orine o defeque con una frecuencia que se adapte a sus necesidades. Para no ser demasiado exigentes, debemos aplicar el siguiente principio: Se ha estudiado que un cachorro es capaz de aguantar sin orinar o defecar un numero de horas igual a los meses que tiene, mas una. Eso quiere decir que, para un perro de dos meses, por ejemplo, deberiamos hacer la siguiente suma: 2 meses + 1h = 3 horas NO podemos pedir un control voluntario total hasta que el perro tiene entre cinco y seis meses.

2. Anticipacion

El cachorro tendra ganas de hacer pis o caca, sobre todo despues de dormir, de comer y de jugar. Habra que acompanarlo al lugar adecuado tras esas tres acciones. La idea es intentar que el cachorro se “equivoque” de lugar el menor numero de veces posible. Hay que conseguir que casi siempre acierte porque, cuando lo haga, recibira un premio y eso reforzara la conducta.

3. Premio

Cuando el cachorro haga sus necesidades en el lugar apropiado, lo premiaremos con caricias y verbalmente y, si queremos, anadiendo un premio comestible indicado para cachorros.

4. Por la noche

Hay que habilitar una zona restringida con papel de diario a la que el perro pueda acceder mientras nosotros dormimos. Si el animal duerme en la cocina, por ejemplo, colocaremos su cama, mantita, algun juguete y lo que queramos que tenga al alcance y cubriremos el resto del suelo con papel. Poco a poco, y a medida que el perro se acostumbre a usar el diario, iremos reduciendo la superficie cubierta de periodico.

5. Otras cosas importantes

– Mantener una rutina: el cachorro tiene que poder prever cuando podra orinar o defecar. Tenemos que llevarle a sus periodicos de forma regular. – No castigar: castigando, podriamos tener luego problemas de muchos tipos: que el cachorro nos coja miedo, que se acostumbre a responder al castigo con agresividad, que entienda que no puede orinar o defecar en nuestra presencia porque le vamos a renir y, entonces, cuando salgamos con el a la calle tampoco quiera hacerlo si estamos delante. – Nunca utilizar lejia ni amoniaco para limpiar la orina: la lejia es un detergente amoniacal (el orin contiene amoniaco) y los perros, al olerlo, pueden sentirse tentados de volver a orinar encima.   _ Bibliografia y links de interes Mars Inc. Veterinary Oral Health Council  (English) American Veterinary Medical Association  (English) Cuentanos tu caso Si tienes cualquier duda sobre lo que acabas de leer, el equipo veterinario de Nutro te la aclara personalmente en nuestro FACEBOOK o TWITTER. ¡No dejes de escribirnos!

PRODUCTOS RECOMENDADOS

MÁS CONSEJOS
DE NUTRO

banner-benefits-mobile

CREEMOS

QUE ALIMENTARLES CON ALIMENTOS CLEAN SIGNIFICA DAR LO MEJOR A NUESTRAS MASCOTAS

simple icon

ESENCIAL

Utilizamos ingredientes sencillos y fáciles de reconocer. Ingredientes que tú mismo podrías encontrar en tu propia cocina.

simple icon

CON PROPÓSITO

Sólo utilizamos ingredientes que contienen nutrientes necesarios para tu mascota. No utilizamos ingredientes innecesarios.

simple icon

DE CONFIANZA

Controlamos cada paso en el proceso de elaboración de nuestros alimentos. Tenemos un contacto directo con nuestros proveedores y producimos nuestros alimentos secos en nuestra propia fábrica.

Configuración de cookies
Configuración de cookies