search

Es importante saber como ensenar a un perro a “ir al bano”. Tanto si se trata de un cachorro como de un perro adulto, las instrucciones a seguir son muy similares:

Siempre es importante saber cómo enseñar a un perro a “ir al baño”. Tanto si se trata de un cachorro como de un perro adulto, las instrucciones a seguir son muy similares:

Pasos básicos para saber cómo enseñar a un perro a ir al baño

Convivir con un perro que no ha aprendido a orinar o defecar fuera de casa puede ser un martirio. Sin embargo, muchos propietarios se encuentran con este problema. Para saber cómo enseñar a un perro a hacer sus necesidades fuera de casa, o bien en un lugar concreto, hay que tener muy claros los siguientes puntos: 1- Supervisión 2- Anticipación 3- Refuerzo positivo (premio) En realidad, la estrategia es muy sencilla: Se trata de:
  • Evitar al máximo que el perro “se equivoque” y orine o defeque donde no toca.
  • Aumentar las oportunidades de que el animal “acierte” y haga sus necesidades en el lugar adecuado.
  • Premiar con efusividad cuando el perro lo hace bien.

Supervisión

Lo más importante sobre cómo enseñar a un perro a hacer sus necesidades en un lugar concreto es tener mucha paciencia y perseverancia. Durante todo el proceso de aprendizaje, tenemos que estar muy atentos al perro y supervisar su comportamiento para intuir y anticipar cuándo tiene ganas de orinar o defecar. La supervisión es la primera instrucción a seguir. Es imposible enseñar a un perro a hacer sus necesidades en la calle o el jardín si no estamos con él cuando orina o defeca.

Anticipación

Por norma general, los perros suelen tener cierta rutina a la hora de hacer sus necesidades. Estos tres momentos son muy propicios para que un perro tenga ganas de orinar o defecar:
  • Después de comer
  • Después de dormir toda la noche
  • Después de jugar
La idea es estar muy atentos durante todo el proceso de aprendizaje y sacar al perro a la calle, al jardín o llevarlo a la zona destinada como “baño”, inmediatamente después de dormir, de comer o de una sesión de juego activo. Como explica la etóloga canina en su blog www.simiperrohablara.com:
 “la idea es intentar que el perro se equivoque y orine o defeque donde no corresponde el menor número de veces posible. Hay que lograr que casi siempre acierte porque, cuando lo haga, recibirá un premio y eso reforzará la conducta y favorecerá el aprendizaje”.

Refuerzo positivo (premio)

Si nuestro perro recibe un premio cada vez que hace sus necesidades donde le pedimos, pronto aprenderá que le compensa más hacerlas allí que en otro lugar. Por tanto, si nos preguntamos cómo enseñar a nuestro perro, el refuerzo positivo es un método muy eficaz. Los premios utilizados pueden ser desde golosinas para perros hasta pedacitos de algún alimento que le guste al can o caricias y palabras cariñosas. Hay que escoger el tipo de refuerzo que más motiva a nuestro perro. Algunos preferirán un premio comestible pero otros estarán encantados si, simplemente, les propiciamos un rato de mimos.

Cómo enseñar a un perro si es un cachorro

En el caso de los cachorros, no debemos ser demasiado exigentes. Tal como explica la etóloga Alba Benítez,
“No podemos pedir un control voluntario de los esfínteres hasta que el perro tiene, al menos, seis meses”.
Tampoco es conveniente iniciar el proceso de aprendizaje antes de las 8 semanas porque el cachorro no está preparado para asimilar lo que le estamos pidiendo. Además, para asegurarnos de que no le estamos exigiendo al cachorro que aguante sin ir al baño más rato del que es capaz, debemos tener la siguiente regla clara: Un cachorro es capaz de aguantar un número de horas igual a los meses que tiene, más una. O sea: si tiene 4 meses, no le pidamos que aguante más de 5 horas (4 + 1). Estos aspectos son importantes a tener en cuenta para saber cómo enseñar a un perro a ir al baño si se trata de un cachorrito.

Otras cosas importantes para enseñar a un perro a ir al baño

Enseñar a un perro a hacer sus necesidades en la calle quiere decir asumir la responsabilidad de que vamos a proporcionarle al animal el suficiente número de salidas para que pueda evacuar cuando lo necesite. Es imprescindible mantener un rutina mínima de salidas, de manera que el animal pueda prever que podrá orinar o defecar. Será imposible enseñar a un perro a evacuar en la calle si un día lo sacamos y otro no. Se recomienda, además, mantener horarios estables en la medida de lo posible, para que el can pueda prever cuándo tendrá acceso a su “baño”. _ Bibliografía y links de interés Mars Inc. Veterinary Oral Health Council  (English) American Veterinary Medical Association  (English) Cuéntanos tu caso Si tienes cualquier duda sobre lo que acabas de leer, el equipo veterinario de Nutro te la aclara personalmente en nuestro FACEBOOK o TWITTER. ¡No dejes de escribirnos!

PRODUCTOS RECOMENDADOS

MÁS CONSEJOS
DE NUTRO

banner-benefits-mobile

CREEMOS

QUE ALIMENTARLES CON ALIMENTOS CLEAN SIGNIFICA DAR LO MEJOR A NUESTRAS MASCOTAS

simple icon

ESENCIAL

Utilizamos ingredientes sencillos y fáciles de reconocer. Ingredientes que tú mismo podrías encontrar en tu propia cocina.

simple icon

CON PROPÓSITO

Sólo utilizamos ingredientes que contienen nutrientes necesarios para tu mascota. No utilizamos ingredientes innecesarios.

simple icon

DE CONFIANZA

Controlamos cada paso en el proceso de elaboración de nuestros alimentos. Tenemos un contacto directo con nuestros proveedores y producimos nuestros alimentos secos en nuestra propia fábrica.

Configuración de cookies
Configuración de cookies