CÓMO DETENER EL COMPORTAMIENTO COMPULSIVO DE TU GATO

Muchos gatos hacen cosas que a las personas no les parecen agradables como es el hecho de arañar los muebles, aullar a todas horas o “no gustarle” su caja de arena, por nombrar unas pocas. Estos comportamientos pueden resultar estresantes aunque la mayoría están dentro de los límites de lo “normal”. Aquí tienes unos cuantos consejos para detener algunos comportamientos que no te gustaría que tuviera tu gato.

Por qué mi Gato no Quiere la Caja de Arena

Algunos gatos que durante años se han adaptado bien a la caja de arena de repente empiezan a tener problemas. Esto te puede provocar mucha frustración. ¿Qué puedes hacer? Aquí te dejamos algunos consejos para que encuentres la causa del problema.

La causa más habitual es una falta de higiene en la bandeja: puede que no estés limpiando la caja de arena con la frecuencia que a él le gustaría. Asegúrate de mantener unos hábitos higiénicos regulares.

Otra causa frecuente es el estrés: puede que tu gato esté estresado por algún factor ambiental concreto. Ruidos del exterior, cambios en la vivienda, en la composición de la familia, en tus rutinas diarias, etc. Consulta con un etólogo felino para que te oriente en el tratamiento del estrés y te ayude a solucionar el problema.

También puede que tu gato encuentre la bandeja pequeña y le resulte incómoda. Inténtalo con una más grande. También es recomendable tener más de una bandeja de arena.

Puede que tu gato tenga un problema en las vías urinarias. Si crees que tu gato tiene problemas urinarios, llama inmediatamente al veterinario. Y aunque no tengas sospechas, llámalo también para que lo valore él siguiendo un criterio profesional.

Puede que tenga otros problemas de salud que no seas capaz de detectar por ti mismo. Si tu gato no utiliza la bandeja de arena de una manera constante o utiliza otros espacio de la casa, incluso después de haber probado las tácticas mencionadas anteriormente, programa una cita con tu veterinario para descartar cosas como la cistitis, diabetes, problemas de riñón u otras.

Que sea demasiado ruidoso

Aunque es probable que los maullidos y aullidos de un gato no causen el mismo tipo de problema que el ensordecedor sonido de un perro, sigue siendo una preocupación el hecho que parezca que, de repente, tiene muchas cosas que decir o el hecho que a tu gato le guste darte una serenata a las 3 a.m. Cada noche. ¿Por qué se comporta así tu gato?

Si tu gato cambia repentinamente de humor y empieza a maullar con más frecuencia, mira a ver si has cambiado (o cualquier miembro de tu familia) algo que le haya provocado alguna molestia en su día a día.

El hecho de que el volumen de su maullidos haya aumentado puede deberse, también, a que tu gato se esté haciendo mayor. Como les pasa a las personas, a los gatos de avanzada edad se les puede deteriorar el oído, lo que les provoca que sean menos capaces de moderar el volumen de sus maullidos.

¿Tu gato muestra otro tipo de molestias? Si al problema del aumento del volumen en sus maullidos se le suman el problema de la bandeja de arena, problemas alimenticios o un aumento o reducción de su actividad, es hora de que llames al veterinario.

Arañar

Si tu gato araña los muebles, la manera más sencilla de detener este comportamiento es transformando los muebles en algo que le resulte repulsivo. Existen un gran número de rascadores disuasorios en el mercado con los que puedes rociar la superficie de los muebles; estos sabores y olores le pueden resultar poco atractivos a tu gato y hacer que pare de arañar. También puedes intentar poner cinta de embalaje o papel de aluminio en las superficies arañadas, lo que le resultará molesto y ayudará a disuadirlo de su propósito.

Para más información sobre por qué los gatos arañan y qué es lo que puedes hacer, lee el artículo sobre arañar.

Fuentes
How to Stop a Cat From Clawing Furniture  a partir de wikiHow
My cat has horrible aim when it comes to the litter box en Pet Health Network

VOLVER