LISTA DE CONTROL IMPRIMIBLE: VIAJA CON TU GATO

Viajar con un gato presenta retos especiales y es necesario planificar el viaje con algo de antelación. Al asegurarte que tienes todos los elementos que contiene tu lista de control, puedes aliviar tus preocupaciones y garantizar un viaje seguro y agradable para todos.

[ ] Comida.  Es importante que no se interrumpa o cambie la dieta de tu gato cuando se viaja ya que puede provocar dolores y molestias intestinales. También puede ser bueno llevar comida y cuencos de agua fáciles de plegar en su equipaje de mano.

[ ] Transportín.  Si viajas en avión, probablemente tendrás que tener la aprobación de la aerolínea en relación al tamaño de la jaula o transportín dónde estará tu gato durante el vuelo. Verifícalo antes con la aerolínea. Si viajas en coche tienes más flexibilidad en cuanto a la elección del tamaño de la jaula y puedes comprar cinturones de seguridad para gatos.

[ ] Collar y arnés. Asegúrate que el collar de tu gato tiene la información de identificación para que, en el caso de que os separéis, tengas la seguridad que te pueden contactar.

[ ] Documentos. Algunos hoteles y aerolíneas necesitan que les proporciones la documentación sobre la salud y las vacunas de tu animal. También es útil llevar una foto de tu gato para que, en caso que os separéis, cualquiera a quién le pidas ayuda pueda tener una identificación visual sencilla.

[ ] Cualquier medicamento que tome tu gato. Cambiar los medicamentos durante el viaje puede ser muy difícil.

[ ] Una manta o juguete de casa. Si bien no es un requisito indispensable, algo con olor familiar puede tranquilizar a tu gato durante el viaje.

[ ] Un calmante. Si se pone particularmente nervioso en el coche o en otros medios de transporte, puedes pedirle al veterinario medicación para que le mantenga tranquilo.

VOLVER