LO QUE PUEDES HACER SI ES (O LLEGAS A SER) ALÉRGICO A TU GATO

Las alergias se pueden desarrollar en cualquier momento de nuestras vidas, y, desafortunadamente, puede que se trate de alergia a los animales. Se sabe que los gatos pueden causar reacciones alérgicas a los humanos. Si eso sucediera, se pueden tomar varias medidas para minimizar tu malestar y vivir en armonía con tu amigo felino.

Mantén a tu gato fuera de tu habitación

Puede que estés acostumbrado a estar a gustito y calentito con tu gato en las tardes de frío pero dormir con tu gato cuando se es alérgico a él te causará algunos problemas. El hecho de mantener a tu gato fuera de tu dormitorio hará que los alérgenos desaparezcan y te permitirá respirar y dormir al mismo tiempo.

Pasa la aspiradora y quita el polvo con regularidad

Esto te ayudará a reducir al mínimo la caspa de tu gato en el espacio en el que vive. Utilizar el filtro en tu aspiradora es aconsejable para evitar que esa caspa sutil y volátil se transporte por el aire y te provoque picores, estornudos, hinchazón de ojos, etc. Por otra parte, asegúrate de cambiar el filtro de tu calefacción con regularidad.

Deshazte de todas las moquetas

Incluso pasando la aspiradora regularmente, las moquetas esconden todo tipo de polvo y pequeñas partículas y pueden ser uno de los principales factores que cause los ataques alérgicos. Instalar otro tipo de suelo, como suelo de madera, parqué o suelo con baldosas, reducirá la cantidad de escamas de piel de tu gato presentes en el aire de tu casa. Si te gustan mucho las moquetas, siempre puedes utilizarlas pero cambiándolas frecuentemente.

Asea a tu gato

Si es posible, pide a cualquier familiar que haga esta tarea por ti. Límpiale diariamente con una esponja húmeda y cepíllalo con un peine de púas finas. Esto te ayudará a eliminar la caspa y la propia saliva seca que se queda en su pelo.

 Ten en cuenta la medicación

Si todo esto falla y no encuentras otra solución para vivir con tu amigo felino, habla con tu médico o alergólogo para que te ayuden a aliviar los síntomas de la alergia. Puede que con su ayuda y con las técnicas anteriormente mencionadas puedas engañar a tu alergia y evitar la tristeza de tener que separarte de un ser querido.

Viaja cómodamente

Puede que lleves años con el mismo y antiguo transportín de gatos o puede que estés buscando uno que le ayude a tu gato a sentirse más cómodo. Ahí fuera tienes varias opciones, es solo cuestión de encontrar una que te guste y que le venga bien a tu gato.

Cosas que buscar:

  • Un transportín para gatos que sea cómodo de llevar y que no deslice a tu gato hasta la otra punta al elevarlo.
  • Buena ventilación frontal, trasera y lateral.
  • Una cama en el interior que se pueda quitar para limpiarla.
  • Un lazo para asegurar el transportín en un coche utilizando el cinturón de seguridad.

Si estás planeando viajar en avión también tienes que asegurarte que el transportín cumple con los requisitos de la aerolínea.

VOLVER