PROPIETARIOS DE GATO VS PROPIETARIOS DE PERRO: DIFERENCIAS

No hay que ir muy lejos para encontrar estereotipos sobre “personas de perro” versus “personas de gatos”. Los propietarios caninos suelen pensar que son más sociables y amables mientras que los propietarios felinos se consideran más independientes y curiosos. De acuerdo con la publicación “Psychology Today,” realmente hay pruebas que apoyan estas ideas. Basándose en los resultados de una reciente encuesta online que preguntaba a los participantes sobre si eran personas “de perro”, “de gato”, “de ninguno o de los dos, se extrajeron las siguientes conclusiones:

Las personas que tienen perro son un 15% más extrovertidas.

Las personas que tienen gato son un 11% más abiertas de mente, es decir, tenían una mejor apreciación de las emociones, el arte, la aventura y la imaginación.

Hay más gente de perro que de gato.

Los propietarios de gato son un 33% más propenso a vivir solos.

Premios

Los propietarios caninos son más propensos a dar recompensas a sus perros cuando obedecen. Esto es probablemente porque es más fácil enseñar habilidades a un perro y a obedecer órdenes que a los gatos, que muestran menos interés en estas actividades aunque haya un premio como motivación.

Muestras de amor

Los propietarios felinos tienen a mostrarse cariñosos con sus gatos. Jugar con ellos es también una de las muestras de afecto más frecuentes y, además, constituye un beneficio para ambas partes: favorece el ejercicio del gato y del propietario y les mantiene felices y unidos.

VOLVER