COMPORTAMIENTO EN LAS COMIDAS

Muchas personas no se dan cuenta de que los hábitos de comida forman una parte importante del adiestramiento de tu perro. Un perro bien educado disfruta de una dieta saludable y nunca se muestra agresivo a la hora de las comidas. Aprende por qué es importante mantener una rutina regular de comidas, y prueba estos consejos para establecer un comportamiento adecuado a la hora de comer.

¿Por qué adiestrarle en las comidas?

El adiestramiento en las comidas significa dar de comer a tu perro a intervalos regulares y establecer unas pautas de comportamiento. Este tipo de adiestramiento es importante para la salud de tu perro por varias razones. Contribuye al control de las porciones, de manera que tu perro se pueda mantener en un peso saludable. Darle de comer antes de tiempo o darle un acceso ilimitado a la comida puede provocar que tu perro coma en exceso.

Los horarios regulares de comida también te ayudarán a vigilar las pautas de alimentación de tu perro. Un cambio en las pautas de alimentación de tu perro es uno de los primeros síntomas de un problema de salud. T resultará más fácil reconocer la existencia de un problema si le estás dando cantidades fijas a horas fijas. Así, por ejemplo, si empieza a comer menos, te darás cuenta enseguida.

El adiestramiento en las comidas contribuye asimismo a establecer pautas de comportamiento positivas hacia la comida. Si el perro sabe lo que va a pasar, no se pondrá tan posesivo con la comida ni se mostrará agresivo a la hora de comer. También contribuye a que el perro te identifique como la fuente de su alimentación. Cuando un perro tiene a su disposición toda la comida que quiera, será más difícil que entienda de dónde viene la comida.

Cómo adiestrar en las comidas

Ponle de comer a tu perro dos o incluso tres veces al día durante un tiempo determinado, normalmente unos 20 minutos, y luego retira la comida. Pronto tu perro habrá asimilado el concepto de las horas de comer y te buscará con la mirada cuando toque comida.

A diferencia de lo que suele pensarse, las horas de comida no deben ser exactas. De hecho, es mejor que sean aproximadas, o dentro de una ventana de unas pocas horas. De esta manera, el perro no se volverá tan exigente y demandante a una cierta hora del día, ya que sabrá que la comida está a punto de llegar, aunque no sea exactamente a las cinco de la tarde.

Si el perro se muestra posesivo con su plato, se puede corregir este comportamiento con unas cuantas técnicas sencillas de adiestramiento:

Pon el plato vacío en su regazo. Pon unas cuantas croquetas en el plato y deja comer a tu perro. Añade un premio comestible de vez en cuando para que vea que es buena cosa que tu mano esté cerca. Repítelo hasta que el perro se haya tomado toda la comida. Repite el mismo proceso durante varios días.

Cuando el perro parezca sentirse cómodo con el plato en su regazo, deja la mano cerca del plato mientras el perro come. Deja que tu perro se acostumbre a compartir la zona de la comida con tu mano. Si tu perro se niega a aceptar esto, consulta a un experto en comportamiento animal sobre unas pautas de adiestramiento más complejas. Si el perro acepta bien la mano, repite este paso durante varios días y luego pasa al siguiente.

Dale de comer a tu perro directamente de la mano durante unos días.

A partir de entonces, tu perro aceptará tu presencia cercana a las horas de la comida. De vez en cuando, revuelve la comida en el plato con la mano o siéntate cerca del perro mientras come para reforzar el adiestramiento.

Fuentes
Artículos Ezine. Enseña a tu perro buenos hábitos de comida. 
Pautas básicas de adiestramiento canino. Liderazgo, Respeto … y el Plato de la comida.

VOLVER