EDUCAR A TU CACHORRO 

Enseñar a tu cachorro a hacer sus necesidades puede ser todo un reto. Los accidentes pueden ser frustrantes. Pero a base de rutina, regularidad y refuerzo positivo, se puede enseñar a un perro a hacer sus necesidades donde tú le indiques en cuestión de días.

Prueba a utilizar una caja para enseñarle a hacer sus necesidades

A los perros no les gusta ensuciar el lugar donde duermen, y es por ello que las cajas de embalaje dan tan buenos resultados con los cachorros. Mientras los cachorros están en la caja, se “aguantan” sus necesidades todo lo que puedan. Así que cuando tu cachorro esté durmiendo (es decir, la mayor parte del tiempo), deberá estar dentro de su caja. Siempre que saques a tu cachorro de la caja, llévalo a su empapador o sus periódicos inmediatamente. Evita dejar a tu cachorro en la caja durante periodos prolongados, o de lo contrario este adiestramiento no surtirá efecto. Sitúa la caja de tu cachorro en un lugar tranquilo de la casa y acondiciónala de manera que sea confortable y segura para él. No metas nunca al cachorro en la caja como castigo.

Escoge un lugar y no lo cambies

Selecciona una zona de la casa para que tu cachorro haga sus necesidades y cúbrela con papel de periódico. Después de cada momento estimulante – un viaje en coche, despertarse por la mañana o después de una siesta, conocer a gente nueva, jugar o, sobre todo, unos 15 a 20 minutos después de cada comida – lleva a tu cachorro a ese lugar para que sepa que tiene que hacer sus necesidades allí.

Prémialo y utiliza palabras cariñosas

Cuando empiece a olisquear, dile algo como “¡Muy bien!”. Después de que el cachorro haga sus necesidades, prémiale, acaríciale y felicítale. Lo que se pretende es que el cachorro asocie que cuando se encuentra sobre los papeles de periódico, está ahí con un fin determinado. Al hacer que el cachorro duerma en su caja estamos fomentando, como hemos dicho antes, su control de los esfínteres, pero deberemos estar pendientes de él cada cierto tiempo. Durante este periodo de su vida, se les debería conducir hasta los periódicos al menos cada dos horas.

Qué hacer cuando se produce un accidente

Da una palmada y di en voz alta: “¡No!” Después sácalo inmediatamente a su sitio de hacer las necesidades. No le digas que es un perro malo, ni le restriegues el hocico en sus deposiciones ni le pegues. Lo único que conseguirás con esto es que el perro se esconda para hacer sus necesidades. ¡Esto es muy importante y debes tenerlo en cuenta!

Mantén una rutina diaria regular

Mantener un mismo horario para las comidas y los paseos todos los días ayuda al cachorro a establecer una rutina. Siguiendo estas pautas con regularidad podrás educar a un cachorro de 2 o 3 meses en un par de semanas, o a cachorros de mayor edad en dos o tres días. No obstante, prepárate para algún accidente de vez en cuando, incluso cuando tu perro ya sea adulto.

VOLVER